Trail Vega de Pas

¡No te lo puedes perder!

Razones por las que no correr un maratón

Los maratones últimamente están de moda, pero es una carrera que no es para todos los runners. Los corredores más experimentados están encantados con estas carreras, pues son una oportunidad para comparar sus marcas personales con las de sus compañeros de entrenamiento, y el pique está asegurado.

Pero en el caso de los runners con no tanto desenvolvimiento, entrenar para un maratón cuando ves a todo el mundo haciéndolo, puede añadir más presión a la ya de por si, y en muchos casos, se puede volver muy desalentador.

Razones por las que no correr un maratón

¿Es posible que entrenarse y correr para un maratón no sea lo mejor para ti? Analicemos porqué es importante reconsiderar temporalmente la participación en un maratón.

Lo primero y más evidente, no corras una maratón si no tienes suficientes antecedentes de formación o tienes falta de experiencia.

El maratón es una carrera dura que requiere un entrenamiento dedicado de por lo menos dos meses para los corredores más experimentados, y de cuatro meses o más para los nuevos corredores. Cuanto más tiempo entrenes para una carrera, más posibilidades de éxito tendrás.

Más importante aún, entrenar para un maratón cuando no tienes una base, es una manera segura de lesionarte o desencantarte del running si eres nuevo.

La experiencia dice que hay que ser capaz de correr cómodamente 48-56 kilómetros a la semana, antes de empezar a entrenar para un maratón. Si no eres capaz de lograr esto, no significa necesariamente que no puedas entrenar para un maratón.

Al contrario, te puedes centrar en ir construyendo poco a poco una tolerancia al entrenamiento y a un gran kilometraje para evitar las temidas lesiones. Cuando no se hace esto, se puede entrar en un círculo vicioso de lesiones del que es muy difícil liberarse.

Y lo último que se quiere es que el día del maratón sea una mala experiencia y sufrir durante el recorrido. Incluso si tu objetivo es únicamente acabarlo, asegúrate de que tienes la forma necesaria para no tener lesiones y correr de manera correcta.

Para el entrenamiento de una maratón es necesaria mucha constancia. Es esencial un mínimo de 8-12 semanas de entrenamiento que exigen mucha concentración.

Otro error que se comete es intentar lograr demasiados objetivos secundarios durante el entrenamiento para un maratón. Un corredor que intenta lograr demasiados objetivos secundarios al entrenar para el maratón, realizará un entrenamiento inespecífio, y no abarcará todo.

En el maratón, el objetivo principal del entrenamiento es desarrollar el umbral aeróbico, aumentar la resistencia muscular y ser más eficientes con lo que comemos (ser más eficaces quemando grasa en lugar de carbohidratos mientras corres). Por lo tanto, para entrenar para un maratón correctamente, es necesario descuidar temporalmente los demás requerimientos de otros eventos más cortos.

Además, para lograr todo lo que se requiere, hay que practicar corriendo con las piernas cansadas o con bajos niveles de energía. Este tipo de entrenamiento ayuda al cuerpo a adaptarse para correr mejor durante la última mitad del maratón.

Por lo tanto, es muy difícil correr así en otras distancias al entrenar apropiadamente para un maratón.

En esta web tienes más consejos si te quieres preparar para un maratón.